Pintura antideslizante

Kiwigrip es una innovadora pintura plástica, muy fácil de aplicar, monocomponente y extremadamente duradera. Gracias al relieve del rodillo se puede lograr una superficie más o menos rugosa para adaptarla al uso que se le va a dar o al gusto del usuario.

KiwiGrip está especialmente diseñada para cubiertas de embarcaciones aunque también puede aplicarse en terrazas, bordes de piscinas, vestuarios, rampas, parkings, etc. Se trata de un antideslizante seguro y duradero con un acabado regular y elegante.

Filtros activos